Fashion, Lifestyle

El lavado; Las instrucciones del shampoo no son suficientes

Las cosas simples también tienen su ciencia… así que les cuento algunos tips.
Una buena forma de lavarse el pelo de forma tradicional es aplicar un poco de shampoo en tus manos y distribuir en distintos puntos del cuero cabelludo ya humedecido con agua tibia, masajear con las yemas o palmas, enjuagar y repetir. El primer shampoo es el que retira la mayor parte de impurezas.
Con el shampoo que cae estrujan suavemente el pelo… sin refregar! Si refriegan, el pelo empieza a perder estructura y se daña.
El segundo paso es el acondicionador. Para esto tienen que retirar el exceso de agua y aplicar de medios a puntas (evitando en lo posible la raíz). Dejar actuar unos minutos y enjuagar muy bien con agua tibia. Idealmente, el último enjuague con agua fría, de esa forma ayudan a cerrar la cutícula; tendrán más brillo y sellaran las glándulas sebáceas del cuero cabelludo.
Para el secado; estrujen, no froten! Retiren el exceso de agua con una toalla y, en caso de usar secador, recomiendo aplicar un termoprotector (como Control Freak o Small Talk de TIGI)
De todas formas eviten el aire muy caliente y siempre-siempre terminen el secado con aire frío para sellar la cutícula y tener un extra de brillo.
En caso de que planches u ondules tu pelo, debes aplicar termoprotector y secar muy bien antes y así evitarás quemar/ freir tu pelo.